Se ha producido un error en este gadget.

Adelante visitantes:

Encontrarán aquí ficciones breves, cuentos brevísimos que he venido escribiendo, la mayoría en el marco del "Taller de La Marina de Ciudad Ficticia" que ha sido y es mi hogar literario desde hace muchos años. Sean ustedes bienvenidos a leer y comentar.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Nora



Salió de la casa dando un portazo y, con el equipaje a cuestas, recorrió, muy abatida, las calles de Oslo. Luego de horas deambulando, decidió ir en búsqueda del escritor hasta el Gran Café, allí donde él pasaba gran parte de las horas.

—Querido Henrik, es demasiado lo que me pides. Por favor, cambia el final —suplicó con lágrimas en sus ojos.

En vano él quiso persuadirla utilizando argumentos que la mujer apenas llegaba a comprender pero, al advertir que no la convencía, Ibsen, exclamó ofuscado:

—¡Deberás cumplir con ese desenlace o la editorial no me publicará la obra! —Y sin más vueltas continuó con sus escritos.

Fue un instante esclarecedor. Ella se levantó sin prisas, mirada desafiante, dispuesta, ahora sí, a tomar sus propias decisiones.

18 comentarios:

Mónica Ortelli dijo...

Me gusta la ambigüedad de la mini. Interesante juego (metaficción? realidad?) plantea para el final de 'Casa de Muñecas'.
Abrazo, Elise.

Patricia Nasello dijo...

Me encantó, Elise. Y en una noche que ando un poco trise por los motivos que ya conocés, esta mujer que decide tomar las riendas me ha recordado, o he creído recordar, algo bueno. Como aspirar una bocanada de aire puro tras un largo ahogo.

Un abrazo

Verónica Ruscio dijo...

¡Qué homenaje a Ibsen! Me encantó.

Miriam Chepsy dijo...

Me parece buenísima. Especialmente buena.
Un abrazo, Miriam

Anita Dinamita dijo...

Me encanta esa toma de responsabilidad!!!
Abrazos

senddero dijo...

La casa de las muñecas me lo trajiste a la memoria. Excelente la mini querida amiga Rub

Elise Reyna dijo...

Mónica, gracias! un beso.


Patricia, ojalá soluciones ese problema, muchos cariños.


Verónica, supongo que es un homenaje a Ibsen, a pesar de que quedó en evidencia ante su propio personaje(je) Cariños.

Elise Reyna dijo...

Miriam, me alegro mucho que te gustara. Besos.

Anita, sólo hizo falta que el escritor se pusiera en evidencia ante su pesronaje ;) Besos.


Sendero, tu presencia siempre es muy agradable. Cariños.

quique ruiz dijo...

Me recordó la película Stranger than fiction con Will Ferrell, Emma Thomson y Dustin Hoffman.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Lucía, la mini está muy bien, se entiende aunque no se tenga el marco de referencia de la obra. Y ése es un mérito tuyo. Enhorabuena.

Saludos cordiales.

Ferrán Blasco dijo...

Elise, tu relato me resulta un bello homenaje a la literatura y a toda relación que el escritor mantiene con sus fantasmas, quiero decir sus personajes.
Felicidades por el blog,saludos

Ricardo Miñana dijo...

Siempre hay que ser consecuente en las decisiones.
feliz fin de semana.

Elise Reyna dijo...

Quique, el hipotexto de esta mini es "Casa de muñecas" de Ibsen. Cariños.

Gabriel: gracias por tus comentarios siempre detallistas. Besos amigo.

Ferrán: gracias por acercarte a mi blog.

Ricardo: un gusto volverte a encontrar por acá, buen fin de semana.

XAVIER BLANCO dijo...

Elysa, siempre me han gustado estos micros literarios, esos guiños a la ficción, ese entrar en los libros.
Felicidades.

CATI COBAS dijo...

Preciosa mini para Nora. Creo que los ojos de Delia Garcés me vuelven a subyugar como cuando la ví de chica...Un beso grandote.

don vito andolina dijo...

Hola, preciosas letras van desnudando la integral belleza de este blog, si te va la palabra elegida, l poesía, te invito a mi casa, será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos...

quique ruiz dijo...

Oooh, no me había dado cuenta.
Me gusta más la mini.

Elise Reyna dijo...

Xavier, muchas gracias por tu elogioso comentario.

Cati: muchos cariños y gracias.

Don Vito: Bienvenido a mi blog, seguro que visitaré el tuyo.

Quique: gracias de nuevo. Cariños.