Se ha producido un error en este gadget.

Adelante visitantes:

Encontrarán aquí ficciones breves, cuentos brevísimos que he venido escribiendo, la mayoría en el marco del "Taller de La Marina de Ciudad Ficticia" que ha sido y es mi hogar literario desde hace muchos años. Sean ustedes bienvenidos a leer y comentar.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Vuelo astral



"¡Ahora vuelvo!" exclamó mientras huía de su rutina de trastos sucios y ropa para lavar. Giró sobre sí misma en espiral ascendente y se fue abriendo camino entre millones de moléculas agitadas que fulguraban a su paso. Alcanzó la ubicación que deseaba y fuera de la gravitación terrestre, se dispuso a esperar que en el planeta azul se produjera el equinoccio de primavera.




10 comentarios:

Mónica Ortelli dijo...

Excelente idea. Habrá que ejercitarse en esa práctica, parece dar muy buenos resultados a la hora de la evasión.
Me encantó la mini.
Un abrazo.

Rubén Pesquera Roa dijo...

Una espiral virtuosa para escaparse del círculo vicioso.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Ah, Lucía, ésta fue la primera que leíste ayer en el programa de Celia, me encanta la mini, y aún más escucharla en tu voz.

Por supuesto que no se me pasa -dada la fecha- lo oportuno de la publicación.

Feliz comienzo de la primavera para vos.

Saludos.

Elise Reyna dijo...

Monica: jajaj ya nos ejercitamos mucho vos y yo. Cariños.

Rubén: gracias por tu visita, un cariño muy grande.

Gabriel: así es, Celia hizo que buscara y la encontrés. Me alegra que te guste. Linda primavera.

Miriam Chepsy dijo...

Lucía, me encanta lo del giro en espiral ascendente y las moléculas que fulguran a su paso. Hermosa evasión de la rutina. Me gusta mucho cómo está estructurada esta mini.
Bicos,Miriam

Humberto Dib dijo...

Magnífica forma de escaparse de la rutina, me voy con ella...
Besos.
HD

montse dijo...

Muy inteligente. Ahora falta esa segunda parte con instrucciones detalladas. Me gustó.

Elise Reyna dijo...

Miriam, necesitamos la evasión como el pan de cada día. Besos.

Humberto: en mi caso intento evadirme muy a menudo de la rutina jaja, besos.


Montse ese es otro micro. Cariños

senddero dijo...

La evasión, es un descubrimiento intuitivo. Recuerdo que cuando no entendía la clase de matemática y me perdía entre las formulas magistrales del catedrático. Tomaba una raíz cuadrada, la simplificaba y me subia por ella para mirar sobre las nubes... Bella tu mini querida amiga Rub

senddero dijo...

No serán las estrellas fuagaces que de vez en cuando vemos los varones